sábado, 14 de enero de 2012

Cómo aliviar el dolor de muelas.

El dolor de muelas es una molestia que en algún momento de nuestras vidas hemos padecido o vamos a padecer y aunque no es un dolor inmovilizante, si es muy molesto.
Lo esencial cuando tenemos dolor de muelas, ya sea por una muela picada o porque nos está saliendo la muela del juicio es acudir al dentista, nadie mejor que él puede tratarnos y aconsejarnos en este tema. Pero si aún así, preferís no ir a un especialista o ya habeis ido y no os ha servido de ayuda aquí os dejamos unos cuantos consejos.

Principalmente debemos evitar los alimentos ácidos, picantes, con mucho azúcar y los que estén demasiado calientes o demasiado fríos ya que actúan sobre la zona dolorida acentúando más la molestia. Antes de tomar cualquier tipo de medicación analgésica o de otro tipo consultadlo con vuestro farmacéutico o vuestro médico, ellos sabrán aconsejaros. Aquí van algunos consejos caseros.

REMEDIOS

Un remedio natural muy común y utilizado para estos casos es el clavo, tanto en especia como en aceite.
Podemos colocar el clavo directamente sobre la muela para aliviar el dolor.
Hervir un puñado de clavos en 1/2 litro de agua y hacer enjuagues o hervirlos en 1/4 de litro y dejar que se evapore la mayoría del agua y luego impregnar una gasa con el liquido restante y aplicarla sobre la zona durante unos minutos.

Otra opción a la que podemos recurrir y que encontramos por casa son el ajo y la cebolla, cortar un par de laminas de ajo o cebolla y aplicarlas directamente sobre la zona o hervir ajo con un poco de vinagre y sal y realizar enjuagues nos puede ayudar, así como enjuagues con agua tibia y sal simplemente.

Si el sabor o el olor del ajo y la cebolla no os convencen, las infusiones también se recomiendan. La manzanilla tanto en enjuagues fríos como impregnada en un paño y colocada en la zona externa de la mejilla, la melisa por su efecto narcótico y analgésico se puede usar en infusión para realizar enjuagues 3-4 veces al día.

 Antiguamente cuando a los niños les salían los dientes se le impregnaban las encías con aguardiente ya que se las adormecía, asique podéis probar también los enjuagues con licores de alta graduación. ¡¡No los apliquéis en niños ya que podrían tragárselo!!

También podemos aplicar frío en la parte externa de la mejilla pero con cuidado, ya que el hielo en contacto con la piel  puede producir quemadura por lo que debemos envolverlo en un paño o gasa.

Después de estos consejos, queremos recomendaros que practiquéis algún tipo de ejercicio aeróbico, como caminar o andar en bicicleta, os ayudará a aliviar el dolor ya que las endorfinas liberadas tras 25 minutos de ejercicio son un calmante natural, además de que mientras os mantenéis entretenidos no os acordareis del dolor.

Esperamos que nuestros consejos os alivien el dolor.
¡Saludos! ;)


4 comentarios:

  1. q dolorr tengo espero q esos consejos me aiiuden aunq sea un poquito,,..

    ResponderEliminar
  2. Me duele muchisimon echo todo eso y no hace efecto es un timo

    ResponderEliminar
  3. Muy Buenos. Sus consejos la cebolla me alivio el dolor

    ResponderEliminar